6 ene. 2013

Somos imaginaciones citadinas


Tendencia sujeta a un ánimo mezquino.
¿En pos de qué? ¿Fantasías: locas, ordinarias, maravillosamente vulgares?
¡Bonita región!
Atolondrada palabra al compás de lo inmediato
derramas hombres por ciudades confundidas;
los vistes con prendas de autonomía.
Y en estampida, la generalidad, se precipita
hacia los despojos de un éxito público.
De sutil engaño imaginan su fortuna (religión),
de gentil falacia. Añoranza enferma.
Somos imaginaciones citadinas, colectividades ufanas,
individuos de un mismo sabor, negación del respeto
y la vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario